Preguntas y respuestas sobre porteo

¿Qué es un portabebés ergonómico?

Un portabebés ergonómico es aquel que permite portear a al bebé respetando su postura natural y favoreciendo el correcto desarrollo de su espalda y cadera,  Debe adaptarse perfectamente a la fisionomía del portador y del bebé, respetando su postura natural y resultando para ambos cómodo y seguro.

 

¿Qué diferencia hay entre un portabebés ergonómico y un portabebés convencional?

La diferencia principal es la posición que el bebé adquiere dentro del portabebés.

En un portabebé convencional o una mochila colgona -coloquialmente hablando- el bebé va colgado, su espalda está recta y todo el peso recae sobre sus genitales, de tal manera que las piernas se tensan y quedan estiradas; ésta es una posición antinatural, incómoda y perjudicial, ya que impide el correcto desarrollo de su espalda, cadera y piernas y daña la zona genital, que no está preparada para soportar tanto peso.

En un portabebé ergonómico la postura del bebé es totalmente natural; va erguido y pegado a su porteador, manteniendo la postura fetal -su espalda la forma de C y las piernas flexionadas-,  sentado sobre su culete; sus rodillas quedan a la altura de su ombligo formando una M con respecto a su culete, lo que se conoce como “posición ranita”, cómoda y totalmente respetuosa con su fisionomía que garantiza el correcto desarrollo de su espalda, cadera y piernas.

comparativa posición incorrecta correcta

¿Qué tipos de portabebés ergonómicos hay?

Exite una gran variedad de portabebés ergonómicos que se adaptan a todas las etapas de porteo, necesidades y gustos. Fulares tejidos, fulares elásticos, bandoleras, meitais, mochilas ergonómicas, son los más populares, pero también podemos encontrar portabebés asimétricos como pouch, Tonga, Suppori, híbridos como meihip, meichila, o portabebés más tradicionales como onbuhimos, podaegis, bambará, Kanga, que son.

¿Se puede portear a un bebé desde su nacimiento?

Por supuesto, nada mejor como el contacto directo con mamá o papá, siempre que el portabebés ergonómico sea el conveniente para ello, es decir, que se adapte perfectamente al bebé y respete su postura natural. Hay portabebés ergonómicos recomendados a partir de cierto tiempo (aproximadamente los 6 meses) que incluyen adaptadores o reductores para poder ser usados con bebés más pequeños, pero aún así no se llega a conseguir una postura todo lo cómoda y segura para el bebé que debe ser, por lo que recomendamos que se opte por un portabebés ergonómico que se adapte perfectamente al bebé sin necesidad de ser adaptado.

¿Mejor tumbado o erguido?

Es fácil asimilar que un bebé debe ir acostado. Sin embargo la postura más natural para el bebé es erguido, sobre todo si va en brazos de su mamá o papá. De esta manera no solo respetamos su postura fisiológica, sino que además fomentamos que se sienta cómodo, cálido y seguro. Esta postura favorece la lactancia materna al darle libre acceso al pecho, siendo una posición muy recomendada puesto que el bebé abre más la boca y mama mejor, evitando en la madre dolor o grietas por mala postura. Además es muy recomendada para prevenir los cólicos, los gases y el  reflujo ya que la postura favorece la digestión y evita la ingestión de aire de más.

La posición tumbada -modo cuna- en un portabebés debe ser observada y controlada, ya que puede forzar a que la barbilla del bebé quede demasiado pegada al pecho, con el consiguiente riesgo de sofocación o asfixia por incapacidad de respirar debidamente.

Emeibaby recién nacido

¿En qué posición puedo llevarlo?

Dependiendo del tipo de portabebés se puede portear delante, a la cadera o a la espalda, siempre teniendo en cuenta el desarrollo del bebé y la experiencia del porteador, sobre todo para portear en la espalda con portabebés que requiera de técnica para su uso (fulares, bandoleras…).

¿Puedo dar el pecho mientras porteo?

Por supuesto, en un portabebés ergonómico podrás dar el pecho a tu bebé con total intimidad y en cualquier lugar en el que te encuentres, incluso si vas caminando. La principal función de los  portabebés ergonómicos es portear a nuestro bebé, pero gracias a posición adquirida por el bebé en ellos y la cercanía a su madre, facilitan el acceso a la lactancia materna. No hay un portabebés específico, mejor o más recomendado para ello, todo dependerá de cada madre y su bebé, cómo se adapten al portabebés y la maña que se den al manejarlo.

¿Qué actividades puedo realizar mientras porteo?

Portear nos permite hacer múltiples actividades gracias a que libera nuestros brazos. Realizar pequeñas tareas en casa como barrer, hacer la cama o cocinar (esto siempre con el bebé a la espalda dado el riesgo que entraña dicha acción), atender a otros hijos, sacar al perro, hacer recados como ir a la compra, practicar ejercicio moderado (caminar a buen paso, realizar ejercicios de relajación cuya postura no interfiera en la de nuestro bebé). Hacer salidas al aire libre con total libertad como ir a la playa, a la montaña, practicar senderismo. Tareas tan sencillas como leer un libro, usar el ordenador, hacer manualidades. Si tenemos un bebé muy demandante que necesita contacto físico all time podemos hacer vida normal sin interrumpirla por las necesidades del bebé.

¿Mirando al porteador o mirando “de cara al mundo”?

Es frecuente ver a bebés porteados en mochilas convencionales de cara al mundo, con la excusa de que son muy curiosos y lo quiere ver todo. Esta posición no solo es desaconsejada sino contraindicada por varios motivos: no se respeta la postura natural del bebé, se le expone a una sobreestimulación incontrolada para la que su cerebro todavía no está preparado, no pueden reposar la cabeza para descansar o dormir, si se asustan no tienen donde refugiarse y, al no tener la referencia del porteador es como si estuvieran solos.

Cuando tenemos la necesidad de proteger a nuestro beber el primer impulso que nos sale es apretarle contra nuestro pecho, ocultando su cabeza bajo nuestros brazos, como si así nada pudiera pasarles. Con un un portabebés ergonómico ya le estamos facilitando la seguridad, la comodidad y el refugio en un mismo acto; en el momento en que el bebé es porteado hacia fuera todo esto desaparece y lo obligamos a estar incómodo, inseguro, y a merced del exterior.

¿Me dolerá la espalda porteando?

Un portabebés ergonómico se caracteriza porque no debe causar daño, lesiones o patología en el porteador, lo que significa que siendo usado correctamente no debe doler ningún punto de nuestra espalda.

Los portabebés ergonómicos reparten el peso por todos los grupos musculares del tronco -hombos, espalda y cadera excepto la bandolera y portabebés asimétricos, que cargan sobre un solo hombro, por lo que se recomienda para porteo esporádico o tiempos cortos-, no sobrecargando ninguna zona y dejando que la mayor parte del peso recaiga sobre la cadera, la zona del cuerpo que está más preparada para soportar peso.

Portear habitualmente tonifica la musculatura ya que supone un ejercicio moderado, teniendo en cuenta que si porteamos desde el nacimiento estamos acostumbrado a nuestra espalda a cargar peso poco a poco, por lo que se adapta a esa carga a medida que el bebé va pesando más.

Si duele la espalda al portear es que algo no se está haciendo correctamente, bien porque el portabebés no es ergonómico, bien porque no está correctamente colocado o ajustado.

 

¿Se malacostumbrará el niño a ir en brazos?

Los bebés necesitan ser llevados en brazos, no por costumbre o por capricho, sino por la propia evolución de nuestra especie. Los humanos nacemos prematuros y necesitamos 12 meses de exterogestación, por lo que el lugar ideal para completar este tiempo de maduración y adaptación al nuevo entorno son los brazos de mamá y papá.

No solo no se malacostumbrará sino que le dará la confianza y seguridad necesaria para “independizarse” de su madre cuando se sienta capacitado para ello, cuando comienza a caminar y poder desplazarse por sí mismo, cuando pueda conocer y explorar el mundo por sus propios medios.

Los brazos son una necesidad fisiológica; es calor, es refugio, es seguridad, fomentan el vínculo de apego entre el bebé y su padre o madre, son insustituíbles.

One Response to Preguntas y respuestas sobre porteo

  1. Pingback: El canguro es para todos? | Aventuras de la Mamma

Dejar un comentario