Mamás Canguras: Jenny y Nerea

Jenny es de Huelva y hemos compartido las clases de Educación Maternal y las reuniones del grupo de lactancia. Ha apostado por la Crianza Natural y por eso en el embarazo ya tenía muy claro que quería portar a su pequeña Nerea. Ésta es su historia como mamá cangura.
Compré mi primer portabebés antes de que naciera Nerea, llevaba meses dándole vueltas a cual comprar y cual se ajustaba mas a mi idea y me decante por el sleepy wrap elastico….Como nacía en verano pensaba que este tipo se amoldaba mas a nosotras…seria fresquito y lo mas importante…Fácil de poner y quitar y con muchas maneras de colocarlo.

Sin duda alguna cuando nació Nerea pude comprobar que no me equivoque…Nació con reflujo por lo que me vino genial para no tenerla tumbada a la hora de dormir…Se quedaba frita al instante en el y no le venían las bocanadas de leche que le venían en el carro o en la cuna, así que, durante el día era nuestro mejor modo de descansar cómodas y seguras, para pasear era genial! iba a todas partes con ella pegadita a mi..la sensanción de tenerla tan cerca de mi era única.. siempre la llevaba conmigo dándole mi protección y mi calor, ella debía pensar lo mismo porque tan solo se despertaba para comer y con las mismas se volvía a dormir felizmente.Además tenia las manos libres para manejarme en donde estuviera con facilidad y el peso iba repartido de tal forma que no notas que lleves nada…A mi me daba la sensación que era una prenda mas con la diferencia de llevar a mi niña tan cerquita que prácticamente podía olerla todo el tiempo.

Para dar el pecho era super cómodo..Había sitios donde había muchisíma gente y no me apetecía ser el centro de atención, el fular me daba esa discreción que necesitaba, podía dárselo sin que nadie se estuviera dando cuenta,incluso en mas de una ocasión se lo daba a la vez que iba andando.

Algunas noches por el reflujo la nena se ponía muy nerviosa y no cogía el sueño, era imposible, de nuevo el fular entro en acción jejeje fue ponerla dar 2 vueltas al salón y quedarse dormida..esas noches tan malas dormíamos yo sentada en el sillón con ella en el fular durmiendo hasta 5 horas seguidas sin que el dichoso reflujo le viniera en ningún momento.

Cuando Nerea tenia 7 meses decidí cambiar de portabebes, el sleepy wrap lo hemos disfrutado muchísismo todo este tiempo..Mucha gente me paraba para preguntarme donde lo había comprado y yo casi les daba una charla para que lo usaran y vieran sus muchas ventajas de llevar al bebe contigo. Aun lo seguimos usando pero menos, como he dicho anteriormente hemos cambiado de portabebés y ahora tenemos una mochila ergonómica,la boba carrier 3g.

Esta mochila me la trajeron los Reyes, estaba deseando tenerla y el mismo día planeamos un paseo para poder estrenarla. Es FANTÁSTICA, ponerla a la niña es bastante sencillo..en menos de un minuto la tienes puesta y con la niña dentro, lo mismo al quitarla…se ajusta muy bien a ti y al bebe. Nerea ahora tiene 9 meses y le gusta alcahuetear un poco así que la coloco a la espalda y por encima de mi hombro ella va pendiente a todo,cuando se queda frita le echamos la capucha que trae que permite que la cabeza no se mueva y no le de mucha luz así que la enana se echa sus buenas siestas en ella.Cuando la coloco delante va mirándome a mi, me gusta mucho porque interactúa conmigo todo el tiempo…tocándome la cara,la boca, me saca la lengua.. en fin..que vamos jugando todo el tiempo, cuando se queda dormida apoya su cabeza sobre mi pecho y yo le echo su capucha para que duerma tranquila, para dar el pecho es muy cómoda, pues solo tienes que quitar los clip de arriba, la bajas como si fuera un peto, le das de comer y con las mismas la subes y cierras los clip.

En fin, que los portabebes para mi han sido sin duda una buena compra, me permiten disfrutar de mi niña al 100% y ella de mi y no cambio estos momentos por nada del mundo!!

Dejar un comentario