Experiencias de porteo: Iolanda y su Emaibaby Carrier

La gran recompensa de este trabajo es ver a mamás y papás felices con sus bebés en brazos, y hoy es el caso de Iolanda y su marido.

Iolanda se puso en contacto conmigo -Alejandra, asesora de porteo- hace un mes y medio aproximadamente, pues tenía dudas con el uso y ajuste de su fular elástico; tras enviarme la foto le ofrecí algunos consejos para mejorar el ajuste del fular y que su pequeña fuera más cómoda, segura y bien pegadita a mamá o papá, y al cabo de uno o dos días realizó la compra de una Boba Air.

Como es una mamá muy responsable sabía que todavía no era una mochila apta para el tiempo de su pequeña, y sus ganas de portear la llevaron a comprarse una Emeibaby Carrier al poco de haberse hecho con la Boba Air. Que no os parezca extraño, son perfectamente compatibles y es normal tener más de un portabebés del mismo estilo, sobre todo cuando uno de ellos es plegable e ideal para llevar encima por si acaso, como es el caso de Boba Air.

Así nos cuenta Iolanda su experiencia con el porteo.

porteo_mochila_emeibaby

“Mi experiencia con el porteo se remonta a unos meses antes de nacer el bebe, tuve claro siempre que quería portearlo y no quería mochila. Las que había visto no me generaban mucha confianza así que me regalaron un pañuelo elástico. Cuando ves al bebé tan chiquitín no sabes si lo harás bien así que empecé a buscar por internet y a informarme un poco. Así descubrí el blog. ¡Fue amor a primera vista! De lo que me di cuenta enseguida era del prejuicio sobre las mochilas, resulta que las que yo había visto no debieran ser ergonómicas y a raíz de leer las publicaciones de Brazos y Abrazos me di cuenta de lo fácil y cómodo que es portear teniendo una mochila o pañuelo en condiciones.
Cuando empezó a hacer calor vi que el pañuelo negro que nos había acompañado al bebe y a mí desde el nacimiento tenía un problema, le hacía sudar demasiado y las mochilas que había visto eran a partir de los 7 kilos o 6 meses y la verdad, no quería perder 2 meses sin poder llevar al bebé encima. Entonces muy amablemente me respondieron a todos mis mails con mis largas listas de dudas y me terminé comprando el Emaibaby Carrier. Ha resultado ser comodísima, el bebé está súper a gusto. La tela me recuerda mucho a estar usando sólo un pañuelo pero con el refuerzo que da una mochila. Los colores son preciosos y el bebe se duerme cada vez que nos vamos de excursión. Se ve que nos va a acompañar bastantes años.
Tanto a mi marido como a mí nos ha encantado y el apoyo que dais en Brazos y Abrazos no tiene precio. Tengo la suerte de haberos encontrado pronto y disfrutar de un buen porteo desde el nacimiento.”

porteo_mochila_emeybaby_papa

Tras enviarme las fotos -el paisaje de la foto del papá es idílico- pude darle un par de indicaciones de uso de la mochila, ya que al bebé le falta tener una buena posición ranita, cosa que se arregla extendiendo la tela del fular hasta las corvas y ajustando en ese momento. Aunque lo preferible es siempre asesorar en persona, cuando esto no es posible con una imagen también podemos solucionar dudas.

Muchísimas gracias a Iolanda y a su marido por compartir su experiencia con nosotros y regalarnos una estampa tan preciosa, es un placer haber contribuido en ella.

Dejar un comentario