Emeibaby: el fular que es mochila, ahora de algodón orgánico

Hace ya unos meses que incorporamos a la tienda la Mochila Emeibaby Carrier, una mochila que no solo nos encanta sino que es un éxito.

 

emeibaby_portabebes_BrazosyAbrazos

 

¿Y por qué? Pues porque es el tándem perfecto entre fular tejido y mochila ergonómica, fusionando la versatilidad y el confort del fular con la practicidad de la mochila, ideal para esos papás a quienes gustaría portear con fular pero no se sienten animados a hacer nudos y prefieren un sistema automático. Y, sobre todo, por ser una mochila que se puede usar desde en nacimiento del bebé, incluso en caso de prematuros.

Hemos recibido al última remesa de mochilas -que se agotan con una rapidez sorprendente- y han sufrido un cambio que, aunque pueda parecer imperceptible, es sustancial. Y es que ahora tanto el cinturón como los tirantes y capucha -es decir, las “partes negras”- están confeccionadas en algodón procedente de cultivo ecológico.

Esto puede parecer una pequeña modificación sin importancia y que encarece demasiado el precio de la mochila, pero al tacto la diferencia es más que notable, pues gana en ligereza, flexibilidad y, sobre todo, suavidad. Pero para quienes no conozcáis esta mochila,

 

¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL EMEIBABY?

Emeibaby es una mochila ergonómica cuya distinción está en la combinación entre fular y mochila. Su cuerpo, compuesto de fular tejido de la marca Girasol, no está preformado sino que, al ser un fular, se adapta perfectamente y punto por punto a la fisionomía del bebé, garantizando su comodida y la correcta posición de su espalda y cadera, creciendo y adaptándose a él a medida que crece y se desarrolla. Es de las pocas mochilas ergonómicas recomendadas para usar desde el nacimiento ya que, al no ser preformada, permite portear a bebés pequeñitos, incluso prematuros, ya que el fular se adaptará perfectamente a él sin forzar la postura.

mochila_emeibaby_evolucion_desarrollo_bebe

foto extraída de www.emeibaby.com

El fular es el portabebés ideal para portear, es el que más confort ofrece al bebé ya que se adapta a él y lo recoge hacia el porteador de manera envolvente, adaptándose a él a lo largo de todas las etapas de su desarrollo. A la versatilidad del fular se aúna la practicidad de la mochila, ya que en lugar de metros de tela y anudados introduce el sistema de ajuste de las mochilas mediante un cinturón a la cadera y dos tirantes en los hombros; reparte el peso de manera equilibrada siendo al cadera quien recoge la mayor parte del peso, descargando así los hombros y con ello la sensación de carga.

Con un pionero sistema de ajuste del fular mediante unas anillas de bandoleras a cada lado -en las caderas del porteador-, basta con un sencillo movimiento para ajustar perfectamente el fular o desajustarlo cuando sea necesario, con un excedente de tela que se recoge con una práctica presilla, tela que permitirá que la mochila crezca con el bebé.

Mochila_Portabebes_Emeibaby_Esquema

foto extraída de www.emeibaby.com

 

La mochila Emeibaby Carrier permite el porteo delante o a la espalda, según nuestras necesidades o preferencias a la hora de portear. Incluye capucha para sostener la cabeza del bebé cuando se duerma, con un ajuste en su base que la adapta al tamaño de la cabeza de los bebés más pequeños sin necesidad de cubrirla completamente.

Una mochila recomendadísima para quienes desean portear a su bebé en fular pero no se atreven con los nudos, para quien quiere portear a su bebé en mochila ergonómica desde el nacimiento, quien desea portear a dos niños de diferente edad -un recién nacido y un niño de 3 años, por ejemplo- o para quien quiere hacer una única inversión en un portabebés versátil y práctico que cubra todas las etapas del porteo.

Dejar un comentario