El uso de portabebés dentro de casa: porteo indoor

Primero fue una de nuestras mitades, Eva, quien nos contaba lo útiles que le resultan los portabebés ergonómicos en las actividades diarias bajo techo y pocos días después se nos unió Pilar Martínez, de Maternidad Continuum, explicándonos 5 usos para el porteo indoor. Más allá de quién inventó la expresión porteo indoor, o lo que es lo mismo, usar los portabebés ergonómicos sin la finalidad de desplazarse, sino únicamente para realizar actividades sin salir de casa, lo cierto es que son muchas las familias que descubren diariamente que un portabebé es mucho más que un modo de moverse más cómodamente.

La utilidad principal de un portabebé ergonómico es mantener al niño cerca del cuerpo de la persona que lo lleva en una posición ergonómica, que resultará cómoda tanto para el porteador como para el porteado. A partir de ahí, nosotros podemos decidir si sólo empleamos nuestro portabebé para salir a la calle o bien aprovechamos lo placentero y beneficioso que resulta a ambas partes para realizar tareas dentro de casa.

Y es que todos sabemos lo difícil que resulta hacer cualquier cosa con un bebé que reclama constantemente ir en brazos o nuestra presencia permanente. Los bebés y niños pequeños tienen una necesidad neurofisiológica de ser llevados en brazos, por lo que es totalmente normal que la reclamen, es lo que se denomina exterogestación, de la que hablaremos más adelante. La mejor manera de tener un niño feliz al mismo tiempo que realizamos pequeñas tareas es emplear portabebés ergonómicos que nos faciliten  mantener esa unión tan íntima dejándonos las manos libres al mismo tiempo.

¿Qué cosas podemos hacer en casa mientras porteamos?:

- Barrer, fregar el suelo, pasar la mopa o la aspiradora.

- Limpiar el polvo.

- Hacer la comida.

- Ordenar las habitaciones.

- Hacer las camas.

- Poner la lavadora, la secadora, doblar la ropa.

- Planchar.

- Escribir en el ordenador.

- Leer, hablar por teléfono.

- Compartir tiempo con otros hermanos.

- Comer.

- Bañar a otros niños.

Y cualquier otra cosa que se nos ocurra, la lista es tan larga como nosotros queramos.

Porteo Indoor

Alejandra, una de nuestras mitades, porteando a la espalda con una mochila ergonómica Tula Baby Carrier mientras prepara unas ricas galletas.

¿Qué posiciones o nudos son los más cómodos para practicar el porteo indoor?. 

Cuando nuestro bebé es pequeño, llevarlo delante probablemente nos proporcionará más seguridad que llevarlo a la espalda porque en todo momento estaremos observándole, además de que la necesidad de lactar frecuentemente nos permitirá darle el pecho cómodamente. Sin embargo, el porteo a la espalda es posible desde el nacimiento y, desde luego, cuando los niños comienzan a crecer, a pesar más y a tener un peso más importante, puede resultar la postura más cómoda para el porteador.

No olvidemos que pronto nuestros bebés entran en una fase en la que agarran cualquier cosa que tengan a su alcance, algo que no debe olvidársenos tanto si porteamos delante como si porteamos a la espalda, por motivos de seguridad. Por los mismos motivos, determinadas actividades resultarán más seguras si llevamos al niño en nuestra espalda, por ejemplo, cocinar o planchar.

Si llevamos al bebé delante no debemos olvidar sujetarle la cabeza cuando nos agachemos o inclinemos. Por nuestra propia seguridad, deberemos hacerlo siempre flexionando nuestras rodillas, nunca doblándonos; en cualquier caso, es importante que mantengamos sujeta su cabeza incluso cuando ellos ya son capaces de sostenerla por sí solos.

¿Qué portabebé es el más recomendable para portear dentro de casa?.

El portabebé ideal es aquel que nos resulte más cómodo durante más horas.

Por lo bien que reparten el peso y lo cómodos que son durante horas y horas, tanto un fular como un mei-tai si ya se trata de un bebé más mayorcito pueden ser una gran opción. Probablemente la opción menos recomendable sería una bandolera, pues finalmente terminaría por cargarnos el hombro en que recaiga el peso.

Ya que el niño probablemente acabará dormido y quizá nosotros decidamos entonces aprovechar para sentarnos y llevar a cabo alguna actividad más relajada, es muy posible que prefiramos un portabebé suave y sin broches o hebillas, por lo que los fulares, sean elásticos o tejidos, y los mei-tais pueden ser nuestros mejores aliados.

 

¿Conocíais este uso de los portabebés? ¿Nos contáis vuestra experiencia?.

*Este artículo es propiedad de Brazos y Abrazos. No está permitido reproducir o copiar total o parcialmente el contenido de este texto salvo autorización expresa del autor. Si te interesa el artículo puedes compartir el enlace, referenciando siempre su origen y autoría original.

One Response to El uso de portabebés dentro de casa: porteo indoor

  1. Mariela - Responder

    13/07/2015 at 6:41 am

    Muy interesante de hecho yo lo uso muxho cuando mi hija de 8 meses està mas regalona y necesita seguir en brazos y yo no doy mas de cansada es una forma de descanso. Lo uso tqmbien cuando no puede quedarse dormida. Y obvio de paseo que le encanta cuando ve que me pongo la mochila. Lo que aun no me atrevo es a usarlo en la espalda, tengo dudas de la edad que se puede. Gracias y muy intetesante el articulo

Dejar un comentario