Diez razones para no portear a tu bebé de cara al mundo

 

Hace unos dís compartía en Facebook un artículo de BOBA en el que nos daban 10 razones para no portear al bebé de cara al mundo. Ante la petición de poder leer el artículo traducido, ya que estaba en inglés, he dedicado tiempo para hacer una traducción fiel pero adaptada al contexto que tratamos. No soy traductora y mi nivel de inglés es medio -de usuario- por lo que he intentado respetar al máximo el texto original y adaptar las expresiones de más dificultad de una manera que se entienda.

Aunque el artículo original habla de nueve razones yo he modificado a 10 porque hay una errata y repiten número, por lo que al final realmente están dando 10 razones. Espero que la traducción esté a un nivel aceptable, esperando ofrecer la mejor información posible.

 

Esta mamá está lejos de ser cruel. Sin embargo, portear hacian el frente no es lo ideal.

“Recientemente Catalina Fowler, de Australia, hizo el comentario de que los padres que llevan a su bebé mirando hacia al frente son  “crueles y egoístas”. En realidad se refería a que estaban “siendo crueles sin querer”. Yo no estoy aquí para juzgar, señoras y señores, una vuelta a la manzana con su bebé en la posición hacia adelante probablemente no cause daños en el desarrollo y la salud de su hijo. No creo que los padres que cogen a sus bebés sean crueles. Pero cuando se empieza a opinar sobre si su bebé debe cambiar perspectivas e ir mirando cara al mundo  o no, aquí hay algunas razones para no dejar que su bebé vaya mirando hacia el frente, para su consideración, por supuesto.

Llevar a su bebé mirando hacia fuera …

1. No es compatible con las piernas de su bebé

Las piernas del bebé deben estar por lo menos a nivel de la cadera, si no superior. Esto es posible sólo si el tejido del portabebés cubre toda la parte posterior del muslo hasta la parte trasera de la rodilla, o si el portabebés tiene estribos -cintas para sujetar los pies-. Cuando tu bebé va delante y hacia el frente con las piernas sin apoyo sus piernas están simplemente colgando, la espalda y las caderas no tienen soporte y no hay donde pueda sentarse.

Echa un vistazo a esta investigación médica del Instituto Internacional de Displasia de cadera y la biomecánica infantil en diferentes tipos de portabebés. Una mochila portabebé con soporte para las piernas estimula el desarrollo de la cadera correctamente. Los portabebés orientados hacia el frente no soportan sus pequeñas caderas. En niños ya diagnosticados con DDH -Displasia de caderas- se deben prescindir  de los portabebés que van hacia afuera.

Elegir un portabebés ergonómico que sostenga las piernas es importante para el desarrollo sano de la cadera.

 

2. Hace que sea difícil para el porteador llevar al bebé.

Es mucho más difícil de llevar algo que está alejado de tu cuerpo de algo que abraza tu cuerpo. El porteador tiene una carga incómoda y a menudo termina arqueando la espalda para compensar. El organismo de los bebés se adapta naturalmente a ser llevado hacia ti.

 

3. Coloca al bebé en una posición arqueada o de espalda ahuecada, ejerciendo presión sobre la columna vertebral.

 

Sin soporte en las piernas este bebé está inestable, lo que le obliga a asumir una posición con la espalda ahuecada -lordosis- (como se muestra con la línea roja) para compensar.

La parte posterior de la espalda (como arqueándose después de despertarse de la siesta), no es perjudicial o “mala” en sí mismo. El problema surge cuando se fuerza una “lordosis” bajo una carga. La colocación de un niño en un portabebés delante y hacia el frente extiende la curva redondeada natural convexa (ver el desarrollo de la columna infantil en el papel del transporte en posición erguida) de la columna vertebral en una posición de lordosis. Sin nada a lo que aferrarse, con debilidad de los músculos abdominales y los hombros retraídos, la pelvis del niño se inclina hacia atrás y se ve obligado no sólo a  llevar el peso de su propio cuerpo, sino también a absorber la fuerza a cada paso que da el porteador, viéndose comprometida su pequeña columna vertebral.

 

4. Lugares de presión indebida sobre la ingle que pueden rozar los muslos de su bebé.

Este bebé se inclina sobre su padre para tener apoyo extra. Aunque le estabiliza, no es lo ideal para pasar el día en esta posición.

El roce no es divertido. Que su bebé esté suspendido por sus partes más sensibles  no es lo ideal, especialmente en los niños más pequeños.

 

5. Puede estimular en exceso a su bebé.

Los bebés pueden ir de cara a sus padres y aún así experimentar el mundo que les rodea a su propio ritmo. Para un niño pequeño es muy fácil verse abrumado.

6. No es compatible con la cabeza o el cuello.

La asfixia postural se puede producir cuando los bebés no tienen ningún control del cuello y la barbilla se cae hacia el pecho. Los bebés pequeños nunca deben colocarse en una posición que pueda poner en peligro sus vías respiratorias. La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. aprobó recientemente una ley según la cual las etiquetas de advertencia de los portabebés deben indicar que los bebés no deben mirar hacia fuera hasta que se logre el control de la cabeza / cuello adecuado. La ley no se aplica a los bebés para dormir a pesar de que no tienen control de sus cuellos o cabezas mientras dormitan.

7. Dificulta la termorregulación.

La posición flexionada de un bebé sobre el pecho de su madre es más eficiente en la conservación de calor que el pecho al descubierto. Echa un vistazo al método canguro y los beneficios de la termorregulación. El bebé también tiene más células de grasa (aislamiento) en su parte de atrás que delante.

8. Hace que sea más difícil responder a las señales del bebé.

Sin contacto visual es más difícil comunicarse con tu bebé, revisar sus vías respiratorias, ver si babea, verlo regurgitar, prácticar la CE y conocer sus necesidades. Hay un estudio realizado que muestra que incluso los cochecitos mirando hacia el fente  interfieren en su capacidad de interactuar y responder a tu bebé.

La mamá está sujetando las piernas de su hijo tratando de apoyarlas por falta de un asiento, el bebé va sobre dos piezas de tela en su ingle. Si no fuera por la tela sobre sus hombros, se caería hacia adelante. No hay mucho apoyo.

9. Desplazar el centro de gravedad del bebé.

Muy a menudo el porteador intuitivamente ofrecerá sus dedos índices para que el bebé pueda agarrarse y estabilizarse, tratando de apoyar las piernas y levantándolas hacia arriba en la parte delantera. Sin asiento y nada para agarrarse delante de él será difícil para el bebé no arquear la espalda bajo el peso de su propio cuerpo.

10. No puede ser tan maravilloso ni bueno para la espalda.

Llevar una carga con la columna vertebral arqueada te provocará un dolor de la parte baja de la espalda.

Llevar a tu bebé mirando hacia delante no es la mejor opción. No es “cruel”, pero no es ideal. Abrazar a tu bebé, o hacer que él te abrace (como cuando apoyas a tu bebé,) es para lo que tu bebé esta preparado y la manera natural de ir.”

3 Responses to Diez razones para no portear a tu bebé de cara al mundo

  1. Yolanda - Responder

    22/06/2014 at 10:55 pm

    Muchas gracias por este artículo! Soy madre dos peques a los que porteo. También soy traductora y profesora de inglés y, la verdad, ya me gustaría que mis alumnos de nivel intermedio entendieran tan bien el inglés escrito como tú y lo tradujeran así! Enhorabuena! ! :)

  2. EVA - Responder

    26/06/2014 at 7:21 pm

    QUE INFORMACION TAN VALIOSA PORQUE VERDADERAMENTE A VECES NO NOS DAMOS CUENTA DE LA FORMA EN QUE CARGAMOS AL BEBE GRACIAS

  3. EVA - Responder

    26/06/2014 at 7:23 pm

    QUE INFORMACION TAN VALIOSA PORQUE VERDADERAMENTE A VECES NO NOS DAMOS CUENTA DE LA FORMA EN QUE CARGAMOS A NUESTRO BEBE

Dejar un comentario