Cómo portear a un bebé recién nacido

 

“¿Qué portabebés ergonómico es el mejor para portear a un bebé recién nacido?” es una de las preguntas más habituales que recibimos en las consultas. Y es que el hecho de que un bebé recién nacido sea tan pequeño y frágil crea muchas dudas en los papás que quieren portear desde el principio y que buscan el mejor portabebés para ello.

No hay un portabebés “ideal” para portear a un bebé desde el nacimiento, todo dependerá de las necesidades y preferencias de los padres, ya que hay varios tipos de portabebés ergonómicos que se pueden utilizar con bebés recién nacidos. Es por ello que os proponemos un resumen en el que explicaremos los diferentes tipos de portabebés que se pueden usar desde el nacimiento, con sus diferencias y sus características para que, si sois papás recientes o futuros papás, podáis aclarar dudas con facilidad, saber diferenciarlos y valorar cuál se adapta más a lo que estáis buscando.

 

fotos mamás

 

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA PORTEAR A UN BEBÉ RECIÉN NACIDO?

Son muchos los beneficios que aporta portear al bebé desde el nacimiento, os enumeramos los principales.

- Menor trauma del cambio de vida útero-exterior: el bebé pasa de estar en un entorno oscuro, calentito, conocido y en total contacto con su madre a un mundo exterior amplio, luminoso, totalmente desconocido y despegado de su madre. Mantener el contacto piel con piel favorece un tránsito más suave del bebé hacia su nueva vida. También ayuda a la mamá a que se adapte a su bebé fuera de su barriga.

- Sincronización con su madre: el contacto directo con su madre le ayuda a sincronizar su respiración, a estabilizar su ritmo cardíaco y  a regular su temperatura corporal.

- Favorece la instauración de la lactancia materna: el contacto piel con piel libera los mecanismos hormonales que desencadenan la secrección de leche materna y se estimula positivamente su producción. La mamá puede detectar con antelación la demanda del bebé y la cercanía hace que el acceso al pecho sea directo, respondiendo inmediatamente a las necesidades del bebé.

- Estimula la digestión del bebé: El balanceo del cuerpo de la madre ejerce de efecto masaje lo que ayuda al bebé a realizar mejor su digestión y expulsar los gases, previniendo el cólico del lactante. Además, la postura erguida es conveniente en caso de reflujo ya que ayuda a evitar las regurgitaciones.

- Mejor descanso: El contacto directo con su madre aporta al bebé seguridad y un entorno cálido, lo que sumado al latido de su corazón y al movimiento de su cuerpo, hace que los bebés concilien mejor y más rápido el sueño. Los papás también descansarán mejor.

- Seguridad para la mamá: tener al bebé cerca ayuda a la mamá a detectar sus necesidades y atenderlas a tiempo, evitando situaciones de nervios o desbordamiento, lo que le aportará seguridad y tranquilidad.

- Realizar otras tareas: en bebés demandantes, portear ayuda a que se puedan atender pequeñas tareas a la vez que se atiende al bebé. Además, si se tiene hijos mayores, es la manera ideal de atender al bebé sin desatender al hermano mayor, de tal manera que no se vea destronado de golpe, evitando además que la madre se sienta mal por no poder dedicarse al que hasta ahora era su único hijo.

- Establecer lazos con papá: hasta el momento del nacimiento el papá es un auténtico desconocido, por lo que el hecho de que el papá portee también a su bebé ayuda a a ambos a conocerse y a establecer una relación de apego.

 

Hay que tener en cuenta un aspecto fundamental a la hora de elegir el portabebés adecuado para nuestro bebé: ha de respertar su anatomía y su postura fisiológica natural. Esto es especialmente importante en recién nacidos porque su tamaño y su postura fetal debe ser respetados sin forzarse, y el portabebés ha de adaptarse perfectamente al bebé como una segunda piel.

 

¿QUÉ PORTABEBÉS PUEDO USAR PARA UN BEBÉ RECIÉN NACIDO?

- La bandolera: Es fácil y sencilla de usar y se adapta perfectamente a la fisionomía del bebé. En recién nacidos es muy cómoda para usarla en la “posición cuna”, que además facilita la tarea de amamantar al bebé en caso de que se alimente de lactancia materna. No requiere de técnica previa para su uso, se coloca de manera rápida y ocupa muy poco espacio en cualquier bolso, por lo que es ideal para llevar siempre a mano. Al llevar una sola capa de tela hace que además sea un portabebés fresquito, ideal para zonas o épocas calurosas. Es un portabebés asimétrico, reparto el peso sobre espalda, cadera y uno de los hombros, por lo que se recomienda intercalar el hombro de carga si se usa en períodos de tiempo prolongados. En recién nacidos y en posición cuna la cabeza del bebé debe reposar siempre en el lado contrario a las anillas, ya que si no éstas podrían dañarle al ajustar la bandolera.

didysling

 

- El fular tejido: Se adapta perfectamente y punto por punto a la fisionomía del bebé por pequeño que sea, le garantiza una postura cómoda, segura y respetuosa y por la variedad de anudados y posiciones puede ser usado de múltiples maneras. Es el portabebés más adecuado para portear desde el nacimiento. Es igualmente cómodo para el porteador ya que reparte el peso entre los hombros, espalda y cadera. Requiere de técnica para su uso, recomendándose empezar a practicar por un anudado sencillo de tal manera que nos ayude a coger confianza; para aprender a anudarlo lo mejor es seguir correctamente las instrucciones y ayudarse de un espejo para tener una referencia visual y así poder detectar y corregir fallos sobre la marcha . Se puede usar delante, a la cadera y a la espalda, aunque para portear a un recién nacido la posición más recomendada es delante, siempre que no vayamos a realizar alguna actividad que pueda representar un riesgo para el bebé -como cocinar-; delante permite portear en posición erguida y en cuna. El fular tejido, dado su soporte, se puede usar hasta el final del porteo o con niños de diferentes edades y por varios porteadores-siempre que la talla del fular lo permita-, por lo que es un portabebés muy versátil. Los hay en varios tipos de fibras -algodón, cáñamo, lino, bambú, seda, lana. y tejidos -sarga diamante, sarga cruzada, jacquard- que le confieren diferentes propiedades al fular -frescura, calidez, mayor soporte, mejor ajuste-. Si se va a portear por primera vez recomendamos empezar por un fular de sarga cruzada, ya que es el tejido que se anuda con mayor facilidad y mejor se ajusta, y tejidos de una fibra como algodón o bambú o mezclas de algodón con bambú o cáñamo, para que el anudado y el ajuste sea más sencillo.

Didymos_sargacruzada_Jack_1

- El fular elástico: es una variante del fular rígido a cuyo tejido se le añade fibra elástica (sobre un 5% en función de la marca), resultando ser similar al tejido de camiseta, con más grosor para ofrecer mayor soporte. Esta elasticidad permite que el fular pueda ser preanudado antes de colocar al bebé en él, y que no sea necesario deshacer el anudado para meter o sacar al bebé las veces que se precise, lo que lo convierte en uno de los portabebés preferidos por los papás y mamás para a portear desde el nacimiento. Permite portear delante, a la cadera y a la espalda y delante en posición erguida o en cuna, pudiendo variar de una a otra con facilidad y sin deshacer el anudado.Es suave y manejable, dando la sensación de ser una segunda piel.  Dada su elasticidad el tiempo de uso es más limitado, por lo que se aconseja hasta el año de edad o los 10 kg de peso aproximadamente, siempre en función del desarrollo del bebé. Para zonas cálidas o épocas del año más calurosas se recomienda optar por la fibra de bambú, más fresca y transpirable, ya que el tejido de algodón puede resultar caluroso y hacer sudar más tanto al porteador como al bebé.

 Aldoria Bambú Soft Azul

 

- El meitai: Se recomienda su uso a partir de los 6 meses aproximadamente, en función del desarrollo del bebé (que mantenga la postura erguida y se siente por sí mismo), ya que tiene la base preformada y su anchura obligaría a forzar la apertura de las piernas en un bebé más pequeño. Si se trata de un mei tai adaptable como el Hop Tye de Hoppediz podemos valorar la posibilidad de usarlo desde el nacimiento, siempre teniendo en cuenta el tamaño el bebé. Este tipo de mei tai posee un sistema de ajuste mediante trabillas que permite reducir la altura del cuerpo y el ancho de la base (de 40cm a 20cm), adaptándose así a bebés más pequeñitos. Las tiras son anchas y sin acolchado, tipo mei tai chinados, es muy cómodo para el porteador ya que reparte el peso entre los hombros, espalda y cadera. Es de fácil colocación, ya que el anudado es muy sencillo y no implica una técnica como el fular, se puede usar delante o a la espalda y puede ser usado por diferentes porteadores (en función de su complexión).

Hoppediz_hoptye_limitededition_punepinkorange

 

- La mochila ergonómica: Es un portabebés preformado que se recomienda usar a partir de los 6-7 meses del bebé, siempre teniendo en cuenta su desarrollo (que mantenga la posura erguida y se siente por sí mismo), ya que la anchura de su puente (zona de asiento) es demasiado ancha para un bebé menor de ese tiempo y le obligaría a abrir demasiado las piernas y adoptar una postura forzada, incómoda e insegura para su correcto desarrollo. Hay marcas que incluyen reductores o adaptadores para poder ser usada desde el nacimiento, pero desde Brazos y Abrazos no lo recomendamos ya que no se garantiza una posición óptima y respetuosa con la fisionomía del bebé. Es por eso que para portear con mochila ergonómica desde el nacimiento ésta debe cumplir el requisto básico de adaptarse a la anatomía del bebé punto por punto, de tal manera que no le fuerze la postura, y eso pasa por que la anchura del puente no le haga abrir demasiado las piernas, de tal manera que le soporte perfectamente de corva a corva. Por las limitaciones de las mochilas ergonómicas recomendamos especialmente la mochila ergonómica Emeibaby, ya que su cuerpo, realizado en tejido de fular Girasol, no está preformado y se adapta a la fisionomía del bebé, incluso en bebés prematuros. Ésto garantiza que el bebé adopte una postura cómoda y segura y que la mochila crezca con él, respetando su fisionomía según desarrolla.

Emeibaby recién nacido

 

CONSEJOS PARA PORTEAR A UN BEBÉ RECIÉN NACIDO

Cuando se va a usar un portabebés ergonómico por primera vez, es conveniente seguir una serie de consejos:

- Mamá tranquila. Para la mamá es una experiencia nueva, y si es primeriza será una más de las tantas experiencias nuevas que esté viviendo en un período de tiempo muy corto. Es preciso que para usar el portabebés por primera vez esté relajada y tranquila, y a ser posible sin gente alrededor que opine, critique o desacredite lo que esté haciendo, pues eso no hará más que poner en tensión a la mamá que se enfrente a la nueva experiencia. Un entorno relajado y la predisposición tranquila serán buenas aliadas, como en todo aquello que emprendamos de manera novedosa, sobre todo en lo concerniente a la maternidad. Por supuesto, esto también es aplicable al papá.

- Bebé tranquilo.  Conviene asegurarse de que, cuando el bebé va a ser porteados por primera vez, sus necesidades básicas están cubiertas, es decir, que esté cambiado, haya comido y a poder ser que haya descansado, ya que todo aquello que pueda molestarle (hambre, pañal sucio, sueño) puede complicar el momento de ponerlo en el portabebés.

- Período de adaptación: Aunque portear es una experiencia maravillosa y damos fe de lo que los bebés adoran ser llevados en brazos, es posible que al principio les cueste adaptarse. Para ello lo mejor es hacerlo en períodos cortos de tiempo y dentro de casa, para quer se acostumbren poco a poco a esa nueva manera de ser llevados. Portear durante unos minutos acompañando ese momento con un ligero vaivén, dando pequeños paseos dentro de casa, empezando por unos pocos minutos al día e incrementando día a día, hasta ver que se va sintiendo más cómodo.

- Seguridad y confianza: usar un portabebés ergonómico, como decíamos en esta entrada, hay que hacerlo responsablemente. Es por ello que si, pese a haber seguido las instrucciones de uso y que se trate de un portabebés ergonómico, hay algo que nos hace desconfiar o no nos sentimos cómodos, es mejor dejarlo para otro momento o seguir practicando hasta sentir seguridad en lo que hacemos. Obviamente la seguridad plena se logra con la experiencia, pero portear con miedo e inseguridad no es lo más recomendable. Un portabebés ergonómico correctamente ajustado no debe aflojarse y el bebé no se va a caer ni se va a hacer daño, convencerse de que eso es así es vital para sentirse seguro a la hora de portear.

- Protegerse del calor: si se trata de una zona o época del año calurosa, conviene protegerse del calor. Pricipalmente eligiendo bien las horas del día a las que salimos a la calle, evitando las horas de más calor. Para evitar que el bebé sude al contacto con la piel conviene usar usar prendas de algodón y que la tela esté entre su piel y la del porteador, bien con una prenda de ropa en tejidos naturales -algodón, lino- o bien con un paño de tela como gasas o muselinas. Esta tela evitará el exceso de calor o sudoración por contacto directo y además es transpirable, manteniendo tanto al bebé como al porteador frescos y cómodos.  Si se va a portear habitualmente, con una gasa se pueden hacer varios trozos de tela que nos sirva para ello, para no llevar un gran trozo de tela que nos resulte molesto.

Esperemos que estas recomendaciones os ayuden en la tarea de iniciaros en el porteo con vuestro bebé recién nacido.

Si tenéis más dudas en lo que respecta a portear a un bebé recién nacido recordad que podéis consultarnos sin compromiso a través del correo electrónico consultas@brazosyabrazos.es.

 
*Este artículo es propiedad de Brazos y Abrazos. No está permitido reproducir o copiar total o parcialmente el contenido de este texto salvo autorización expresa del autor. Si te interesa el artículo puedes compartir el enlace, referenciando siempre su origen y autoría original.

 

One Response to Cómo portear a un bebé recién nacido

  1. Sheila - Responder

    11/06/2014 at 8:18 pm

    Buenas tardes,
    Tengo una mochila pognae de mi hijo mayor. Ahora estoy esperando una niña para el mes de agosto y quisiera usar la mochila. Es necesario el reductor?
    También tengo una bandolera, por lo que podría usarla mientras la nena es pequeña para ponerla en la mochila.

Dejar un comentario