Cómo abrigarse usando un portabebé

Llega el invierno y para seguir porteando cómodamente necesitamos abrigarnos y abrigar a nuestro hijo. ¿Cómo lo hacemos?.

Lo ideal es abrigarse desde fuera, es decir, acoplarnos el portabebé de la manera habitual y a continuación cubrirnos con ropa de abrigo. Es importante tener en cuenta que al ir juntitos, ambos se dan calor, por lo que tampoco conviene abrigarse en exceso. Además, abrigarse desde fuera permite quitarse el abrigo muy fácilmente al entrar en un sitio con calefacción, con lo que ganamos en comodidad.

Para este fin existen varias opciones a disposición de los padres, que pueden elegir la que les resulte más cómoda.

Una de estas opciones es un ABRIGO DE PORTEO. Se trata de un abrigo normal al que se le puede acoplar una pieza de tela, bien delante o bien detrás, que cubrirá la parte en la que vaya el niño. De esta forma, tanto porteador como porteado pueden abrigarse en un instante, con total comodidad, permitiendo portear delante o bien a la espalda, tan sólo cambiando el panel adicional con unas cremalleras. Si lo deseamos, podemos usar el abrigo sin esta pieza de tela, como un abrigo normal, o bien podemos usar ese extra durante el embarazo.

Os proponemos este forro polar de porteo: grueso, ligero y muy suave, que permite llevar al bebé delante o detrás o incluso utilizarlo sin la pieza insertable que lleva, sencilla de quitar y poner mediante una cremallera.

Forros polares de porteo

Por su versatilidad, es una inversión a largo plazo, pues nos puede servir incluso durante el embarazo, dándonos mucho juego hasta el final del porteo.

Está disponible en tres colores (negro-morado, marrón-rojo y fucsia-lila) y en tallas M, L y XL.

 

Otra opción es usar un COBERTOR PARA EL PORTABEBÉ. En ese caso, el porteador se pondría su propio abrigo y cubriría al niño con el cobertor, en un sólo gesto y rápidamente.

El cobertor de porteo nos posibilita abrigar al niño de una forma rápida, dejando que nosotros nos abriguemos por separado en función de nuestras necesidades.

Hemos apostado por la marca finlandesa MaM, que nos ofrece tres tipos distintos de cobertores, según su grado de abrigo.

El cobertor MaM 4-Seasons está pensado para inviernos de tipo mediterráneo, su interior es de forro polar y su exterior de microfibra.

Para inviernos algo más fríos, el cobertor MaM Winter, con interior de gruesa capa de polar de alta densidad y exterior de microfibra.

Y para los más frioleros en los inviernos más gélidos, el cobertor MaM Deluxe, un cobertor reversible, formado, en su interior, por dos capas de grueso polar de alta densidad separadas por una capa impermeable y transpirable, con exterior de microfibra.

Los tres modelos se ajustan por arriba, incorporan capucha (que se puede usar por separado o unida al cobertor) y un bolsillo para resguardar las manos o guardar alguna cosita.

Cobertores MaM

 

La idea de abrigarse desde dentro debe quedar descartada sobre todo si se trata de bebés muy pequeños. El utilizar un abrigo muy grueso, o un buzo de cuerpo entero, impide ajustar el portabebé convenientemente y por ello el bebé podría ir incómodo y no adoptar la postura más adecuada para su columna, piernas o caderas. No podríamos asegurar que la postura adoptada por el bebé sea la correcta, por lo que pondríamos en riesgo su comodidad y seguridad. Especialmente con los buzos no sólo no podríamos asegurar su correcta postura sino que su movilidad estaría muy limitada, no pudiendo mover brazos, piernas y la musculatura de su espalda con libertad. Además, como hemos comentado anteriormente, si entramos en un sitio donde haga calor, deberemos sacar al bebé del portabebé para poder quitarle el abrigo, lo que a parte de poco práctico, puede molestarle si se ha dormido, por ejemplo.

Debemos tener en cuenta que sobre-abrigar a un bebé también puede ser peligroso, pues es un factor que puede provocar la muerte súbita del lactante, por ello hay que ser muy prudente a la hora de cubrir de ropa al bebé.

Otra opción es usar un abrigo amplio y cubrir al bebé con una mantita entre el portabebés y nuestro abrigo. Es una manera sencilla, económica y al alcance de todos aunque quizás no sea la más práctica, pero nos puede sacar de un apuro y venir bien en un momento dado.

Si se trata ya de un niño mayor, que sube y baja frecuentemente, entonces sí podríamos recomendar abrigarse por separado, pero siempre teniendo en cuenta que las piernas quedan al aire (pues ningún portabebé las cubre) y pueden enfriarse fácilmente, por lo que sería ideal emplear unos buenos calcetines o calentadores. Y como no, no olvidarnos de abrigar bien sus manos y la cabeza, que siempre quedan al descubierto.

 

Como véis, hay muchas opciones para el abrigo del bebé en el portabebés, primando siempre por encima de todo su seguridad, comodidad y confort.

2 Responses to Cómo abrigarse usando un portabebé

  1. Marta - Responder

    19/11/2012 at 7:33 pm

    Me encanta la idea, yo espero un bebé para enero y es tentador, pero echo de menos algún vídeo explicativo o una serie de fotos demostrativas, porque no acabo de entender cómo va. Cómo se acopla al abrigo normal? Gracias

    • Brazos y Abrazos - Responder

      19/11/2012 at 9:08 pm

      Hola Marta, gracias por dejarnos tu comentario.

      En realidad, no se acoplan a tu abrigo normal, te explicamos:

      El abrigo de porteo lo que hace es sustituir a tu abrigo. Nuestros forros de porteo permiten abrigarse al mismo tiempo a la mamá y al bebé, llevando su ropa normal de calle debajo. Es tan fácil como ponerse al bebé en el portabebé elegido y ponerse el abrigo.

      Los cobertores se utilizan de forma separada a tu abrigo normal, no van unidos a él ni acoplados de ninguna manera. Se colocan encima del portabebé, en el caso de los de MaM, por arriba, por la parte de la cabeza. Son, por así decirlo, como un saco de los que se utilizan para dormir, pero adaptados a un portabebé y con muchos y prácticos accesorios: bolsillo para mantener las manos calentitas, capucha… Esto hace que el bebé vaya muy abrigado; la mamá deberá elegir con qué se abriga, como verás en las fotos, las porteadoras llevan sus abrigos normales, abiertos.

      Si tienes cualquier duda no dudes en escribirnos, te atenderemos encantadas.

      Un abrazo.

Dejar un comentario